Ambos seguimos sin querer el desvío, la bifurcación del camino,
por la inquietud de buscar la verdad de nuestras almas.
El secreto estaba en tomar la Vía 2.

lunes, 1 de febrero de 2010

Los Pajaranchos



Hace muchos años, en una pequeña isla cerca de Galápagos vivía una tribu de pajaranchos.

Los pajaranchos reinaban en esta isla y eran una raza diferente a todas, mitad pájaro y mitad chancho. Sus cabezas de aves, con plumas de colores y sus cuerpos de cerditos rechonchos, con cola de resorte, con sus pesuñas de chancho en las patas delanteras y patas de pajarito (de tres dedos) en su parte trasera y unas alas pequeñas en su espalda. Obviamente está de mas decirles que estos ejemplares nunca habían podido desarrollar su capacidad de volar debido a su sobrepeso, si bien su parte de ave lo necesitaba y en un supuesto caso hubieran abandonado los excesos, de esta manera si pudieran haber volado algún día, sin embargo su otra mitad respondía al instinto porcino y no podían dejar de comer con desmesura. Estos seres eran una rareza, los pajaranchos eran ruidosos como los pájaros, con sus cabezas y picos pequeños y ojos grandes; y grotescamente glotones como los cerdos, con sus estómagos gigantes, desproporcionados, estos animales eran chistosos de solo verlos.
Convivían organizados en su comunidad hasta que un día del mismo peso de estas criaturas la isla empezó a ceder y reinó el caos y los temblores por muchos días. Era una señal de la naturaleza, que los pajaranchos con sus cerebros pequeñitos de pájaro no pudieron interpretar y en lugar de emigrar a otro sitio permanecieron en la misma isla a esperar que los temblores cesen. Nadie sabe como fue realmente, pero la isla desapareció junto con todas las especies que en ella habitaban, hay quienes dicen que se hundió, que una ola gigante la tapo por completo, y algunas otras teorías aun todavía discutidas por muchos científicos. Con los años la evolución  nos demostró que estos animales, inarmónicos y disfuncionales tomaron formas totalmente diferentes, por primera vez en la historia una especie evolucionó en dos clases de ejemplares totalmente diferentes: Los pájaros y los chanchos de la actualidad.

Lo cierto es que por  muchos años nunca jamás se volvió a escuchar acerca de los pajaranchos hasta el día de hoy...


 Texto y dibujo por
Charlie S.

7 comentarios:

  1. Pues no se si no se volvió a escuchar nada, pero todos los días tengo que soportar a un compañero de trabajo que es identico. Tengo que reconocer que no sabía a que especie pertenecía, pero creo que ya lo tengo.

    Besos.




    John W.

    ResponderEliminar
  2. jaja bue...yo estos no los conocía pero por el dibujito para la descripción quedo super eh! jaja
    Un abrazo y menuda historia, en fin.

    ResponderEliminar
  3. hahahaha... me rei mucho, excelente cuento! saludos!

    ResponderEliminar
  4. Hola! Si has perdido tu paraguas quizás lo encuentres en mi blog. Si coges otro no pasará nada, si no lo necesitas o no te gusta ninguno puedes llevarte de recuerdo alguna de mis fotos para tu blog o para lo que quieras, me sentiré muy halagado.
    Ansin soy yo!

    ResponderEliminar
  5. Hola! Entiende este comentario como una muestra de gratitud por el afecto recibido por ti. Te ofrezco las flores de mi jardín.

    ResponderEliminar
  6. Un encanto la historia...

    que estes muy bien,

    Au revoir, bye, adios & Adio

    ResponderEliminar
  7. pues la evolución, no establece la perfeccion. Y así como ellos, nosotros tenemos cosas que no sabemos.

    Muchos tienen piernas, y no saben bailar.


    Biquiños

    ResponderEliminar